​»La inflación más alta de los últimos 25 años»


40,9%, el registro de 2016 para los asalariados. Según una consultora, 2016 ha sido «el año de mayor inflación desde la convertibilidad y se ha caracterizado por una marcada pérdida de valor de compra del salario».

Calculan que la inflación en 2016 fue del 40 %

El costo de vida se encareció un 40,9 por ciento promedio durante 2016 para los trabajadores asalariados, según indicó un estudio realizado por una universidad y gremios de la CGT y la CTA.

«Es la inflación más alta de los últimos 25 años», concluyó el estudio presentado por el Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET), el cual agregó que el poder adquisitivo del salario cayó un 6,1% respecto de 2015.

«Estas cifras están íntimamente ligadas a la caída estimada del empleo formal privado, que es de un 0,7% interanual, la más alta desde 2009, y la segunda peor desde 2002», precisó el informe realizado por expertos de la Universidad Metropolitana para la Educación y el Trabajo (UMET).

Sobre la base de estos resultados, los economistas de la UMET proyectaron una inflación promedio de un 25,2 por ciento para 2017.

El incremento de precios en diciembre fue liderado por Indumentaria y Calzado, con un 10 por ciento; seguido por Esparcimiento, con 1,5% mensual; y Vivienda, con 1,2% respecto de noviembre.

Por primera vez desde julio 2016, mes en que comenzaron las mediciones del IET, la inflación fue mayor en los hogares asalariados de mayores ingresos, debido a que las subas antes descriptas impactan con mayor fuerza en este sector.

En tanto, la moderación de precios en alimentos y servicios públicos de mayor impacto en deciles bajos se mantuvo estable, se informó.

Si se toma el promedio de 2016 en comparación con el de 2015, se observa que la inflación de los trabajadores con menores ingresos fue 7,5 puntos porcentuales mayor a la que sufrieron los de mayores salarios. «Esa diferencia es fácilmente explicada por el impacto de la suba de los servicios públicos», dijeron los expertos.

La presentación del informe estuvo a cargo del rector de la UMET, Nicolás Trotta, quien expresó que estas mediciones confirman que 2016 ha sido «el año de mayor inflación desde la convertibilidad y se ha caracterizado por una marcada pérdida de valor de compra del salario».