20 CASOS DE COVID-19 EN EL SAUZALITO

“Estamos preocupados, en el hospital hay mucho miedo”

La directora del hospital de El Sauzalito, Dominga Solís, dialogó con CIUDAD TV tras la detección de una veintena de contagios de covid-19 en los últimos días. Aseguró que este jueves recibieron insumos, aunque aclaró que “no son suficientes porque ahora se sumaron más casos y esto es más que nada para el personal”. “Faltan mamelucos, ambulancias, barbijos, medicación”, acentuó la médica y ratificó que son 20 los casos confirmados, algunos en aislamiento, y dos internados sumado al hombre que fue derivado en la madrugada de este viernes al hospital modular del Perrando.

Indicó que el nosocomio cuenta con 10 camas, que si bien recibieron capacitación, faltan recursos humanos. “No tenemos personal suficiente, la mayoría del personal tiene patología, son personas mayores así que estamos con muy poco personal”, dijo, mencionó faltante de médicos, enfermeros, cocinera, “porque todas tienen patologías, tampoco tenemos mucamas. La única que teníamos dio positivo y era la mamá de uno de los policías”, describió la médica.

Habló de una situación “muy difícil porque no tenemos ni siquiera para hacer la comida para los internados”, describió y comentó que el personal sanitario que se encuentra en un operativo tomando muestras retornan a Resistencia este mismo viernes. Mientras que “el médico encargado de la logística va a estar por un mes”.

Mencionó que hay más de 40 personas aisladas hoy en El Sauzalito, entre los diagnosticados positivos y sus familiares. “Las personas colaboran y cumplen con el aislamiento, aún cuando no cuentan con todas las comodidades”.

Respecto del móvil sanitaria, el hospital cuenta con una ambulancia “prestada” del hospital Perrando, “que no está en buenas condiciones y no es suficiente; cuando sacamos un paciente derivado nos quedamos sin ambulancia”.

“Estamos muy preocupados, mayormente el personal del hospital tiene mucho miedo, hay mucha incertidumbre así que se necesita mucho apoyo psicológico para el personal para poder enfrentar esto”, expresó la profesional. “Siempre dije que si llegaba a entrar el virus iba a pasar esto porque todos son muy amigables, todos nos conocemos en la zona y todo compartimos, era seguro que se iba a complicar llegado el momento”, advirtió.

Informó que ya realizaron los pedidos de insumos y reiteró que esperan ayuda “con lo que se necesita y con el personal que necesitamos, no tenemos ni una cocinera y ni una mucama. Hoy hay cerca de 60 personas trabajando, pero también tenemos los ocho puestos sanitarios; es una zona muy amplia esta”.

Respecto del ingreso al pueblo, comentó que se encuentran “totalmente aislados”. “La idea es poder parar esta pandemia así que estamos aislando a todas las familias, aunque no tengan positivo; a quienes tienen síntomas se los aísla y toda la mercadería se baja en el portón de la entrada del pueblo y los comerciantes levantan de ahí”, expresó