CASTELLI RECONOCIÓ LA LABORAL PASTORAL DEL PADRE HOLZER FUNDADOR DE LAS COLONIAS CASTELLI Y LA FLORIDA

Hubo una procesión y una misa en el lugar «rescatado» donde se encuentra la «Milagrosa Cruz» donde sufriera el accidente que le provocara la muerte. En el lugar se encuentran la cruz original y una más pequeña trasladada en la década del 60 por el padre Pío Stok. Participaron vecinos, autoridades e instituciones locales, acompañados por los sacerdotes.

Un grupo de vecinos, autoridades, representantes de instituciones locales, acompañados por los sacerdotes Osvaldo Santillán y Walter Groh, celebraron una sencilla misa a la sombra de los árboles que rodean las cruces emplazadas en el Paraje Puerta Negra, a 24 km de Castelli, que recuerdan al reverendo padre Holzer.

La ceremonia se concretó alrededor de las 9, con el marco del monte chaqueño, dando inicio con una peregrinación a lo largo de los 400 ondulantes metros que llevan hasta el mencionado lugar, encabezada por la cruz del desaparecido sacerdote con la entonación de oraciones y plegarias en español y alemán. Seguidamente se procedió al descubrimiento de la placa recordatoria donada por la Asociación Alemanes del Volga de Castelli en donde se puede leer: ‘Por su caridad y sencillez atraía especialmente a la gente humilde, transformando sus penurias en alegrías‘, seguida de una descripción de su labor misional.

También se compartió una semblanza de su vida a cargo del profesor Luis Alberto Chaparro, la comunión y bendición del predio. Entre los presentes se encontraban el presidente del Concejo Municipal de Castelli Pío Oscar Sander, el concejal Juan Carlos Ortiz, el presidente de la Asociación Alemanes del Volga Avelino Milar e integrantes de la comisión directiva, el propietario del campo Simeón Lezcano e Inés Brandel su compañera, ambos sucesores de la familia Carabajal, además de vecinos e integrantes de la comunidad eclesial.

Por la noche, ya en la planta urbana de la ciudad, las actividades continuaron a las 19 en la Parroquia Nuestra Señora del Valle con el rezo del Rosario, finalizando la novena y el descubrimiento de una placa en su honor. A las 20 se realizó una misa en su memoria y el descubrimiento de otra placa en la parroquia dedicada al sacerdote Pío Stok y los distintos sacerdotes que brindaron su vida y su servicio a nuestra comunidad.

UNA VIDA DEDICADA A MISIONAR

Durante la homilía, el padre Walter Groh destacó que ‘lamentablemente nos toca una época en que el aprecio por la historia no es tan fuerte como antes; pero siempre nos encontramos con personas como ustedes hoy que tenemos este aprecio por las raíces y la historia‘.

‘Desde el cielo, el que es misionero, tenemos la certeza de que nos acompaña, el padre Juan sigue misionando con cada anécdota que compartimos como parte de la herencia de nuestros padres o abuelos‘, dijo. ‘El sigue anunciando a Jesús, al Evangelio, sigue buscando que podamos vivir más digna y humanamente‘, agregó.

Entre los presentes también se compartieron testimonios relacionados al padre Holzer y su legado espiritual y misionero, como el del padre Santillán que manifestó que ‘uno piensa en los gringos esos que vinieron acá, con cuánto sacrificio y privaciones, sin olvidarnos de lo que hicieron nuestros padres y abuelos por el crecimiento de Castelli‘. ‘Como parroquia nosotros cada 14 de agosto vamos a venir a celebrar la misa o rezar el rosario y pedirle al padre Holzer que nos ayude a ser mejores personas‘, reconoció.

El escritor e historiador Juan José Schmidt destacó las distintas coincidencias que unen su vida con la del sacerdote Holzer.

‘No solo compartimos el nombre, sino que también padecimos un accidente que nos costó la amputación de su brazo y a mí la pierna a consecuencia de la gangrena; pero no sé si serán las coincidencias o las cosas de la vida que siempre me sonaba la historia de ese sacerdote que había hecho tanto por nuestros abuelos y que se lo tenía bastante olvidado, por lo que gracias a la intervención de Inés Brandel, el sacerdote Santillán, Avelino Milar y otros tantos más, sumado al designio de Dios pudimos llegar a este lugar y hoy poder realizar esta misa‘.

Vicente Masson se refirió a la cruz que presidió la peregrinación recordando que ‘la cruz se la entregaron al padre Ulrich cuando se ordenó sacerdote y que luego fue entregada a la Asociación, también la Capilla San Juan (cercana al paraje) lleva este nombre en su honor y en honor de todos los que vinieron de la Pampa con él‘. Pío Sander destacó que ‘este camino a espaldas de la cruz (antigua senda que guía a Palo Marcado) tiene mucha historia, a nosotros que somos muy jóvenes nos alegra recuperar este sitio para que de aquí en más continúen la celebración y las visitas‘.

Finalmente, Avelino Milar agradeció la colaboración de todos y ‘la posibilidad que ya se venía charlando desde hace más de un año con Juan José Schmidt, a Omar Reigemborn y Raúl Kloster y su consorcio, a Pío Sander y al Concejo Municipal por su reconocimiento y que nos ayudaron a acondicionar el predio‘, concluyó. Al finalizar se compartió entre los presentes un chocolate caliente, torta parrilla y masas dulces elaboradas por la comisión.

EL ACCIDENTE Y MUERTE
Trágicamente, a los 56 años de edad, un 10 de agosto de 1939, tuvo un accidente de caza, se le escapa un tiro y pega en su brazo derecho. Le dieron primeros auxilios y lo trasladan a Saenz Peña en un camión que quedó empantanado varias veces por lo que llegó pasadas las 24 horas de producido el accidente. Tuvo gangrena, le amputaron el brazo pero a eso se le sumó una neumonía y fallece 4 días después del accidente, el 14 de agosto de 1939.
Fuente – Fotos: diario norte – Juan Jose Schmidt – MHistoL