COMUNIDADES ABORIGENES VUELVEN A USURPAR EL PREDIO DEL MATADERO


Comunidades aborígenes usurparon un predio en Miraflores y ya colocaron un cartel de pertenencia

El propietario del matadero en Miraflores, Carlos Martínez, denunció hoy a comunidades aborígenes por haber usurpado sus tierras. «Colocaron un cartel en mi propiedad y me cortaron el alambrado», señaló.

«Es la segunda vez que ocurre pero en esta oportunidad ingresaron al predio, colocaron un cartel, cortaron el alambrado y se quedaron allí. Incluso comenzaron a utilizar unos ladrillos que tenía en el predio y están construyendo una habitación», denunció el dueño de las casi 16 hectáreas usurpadas.

Incluso habló de las ya conseguidas habilitaciones: «Dicho matadero está legalmente habilitado por la Municipalidad, la provincia y Nación; con número de matrícula», comentó antes de afirmar que planeaba construir un frigorífico en el lugar pero que de continuar el problema será imposible concretar la idea.

La discusión por las tierras no comienza ahora. Ya existió un episodio de conflicto similar en 2018, tras la habilitación de la Municipalidad para la construcción: «En octubre de 2018, cuando comenzamos con la construcción del frigorífico, los aborígenes se interpusieron e impidieron la construcción del mismo, reclamando ese pedazo de tierra para ellos».

La comunidad de Miraflores se organiza tras esta nueva usurpación para reunirse en un lugar y encaminar el rumbo hacia el matadero para desalojar a los aborígenes.

Sin embargo, el propietario había conseguido otro terreno en dirección a Castelli pero a 3 kilómetros de Miraflores. Al respecto, aseguró que el gobernador de la provincia le había mencionado que recibiría ayuda financiera para la construcción del frigorífico, pero que para avanzar con el objetivo, necesita el permiso de la Municipalidad, algo que aún no ha conseguido.
Fuente: diario Chaco