CONFORMAN LA ASOCIACIÓN DE POLICIAS Y PENITENCIARIOS DE LA PROVINCIA DEL CHACO


El dia 19 de septiembre quedó formalmente conformada la ASOCIACION CIVIL DE POLICIAS Y PENITENCIARIOS DE LA PROVINCIA DEL CHACO, producto del consenso de personal superior y subalterno de toda la provincia, como así también de pensionados/as ante la necesidad de lograr representatividad legal y efectiva para tratar y consensuar con los distintos estamentos del gobierno Provincial, políticas salariales destinadas al sector, buscando con ello condiciones de igualdad con el resto de los trabajadores de la administración Publica Provincial y ser esta Asociación un interlocutor válido para tratar y debatir los salarios, condiciones de trabajo y bienestar personal de los integrantes de las Fuerzas de Seguridad, y lograr así descomprimir tensiones ante la imposibilidad actual de ser representados por un Sindicato.
La modalidad que esta Asociación adoptara será en base a propuestas y solicitudes al Gobierno Provincial, apegándonos a una visión democrática y superadora convencido que la única vía posible es un dialogo respetuoso, maduro y permanente, creando un espacio donde se puede tratar, disentir y consensuar.
Solo aspiramos a mantener una actitud pacífica, seria, responsable y respetuosa para lograr los fines propuestos que no es otra cosa que lograr el bienestar material y desarrollo personal de Policías y Penitenciarios de la Provincia del Chaco, dejando de lado intereses sectoriales o personales que no hacen más que dividirnos y alejarnos de la búsqueda del bien común.
Esta asociación se halla en plena conformación y tramitando el reconocimiento legal ante la Dirección de Personas Jurídicas de la Provincia del Chaco.
Provisoriamente fueron designados para representar en futuras reuniones y negociaciones con distintos Poderes del Estado Provincial hasta tanto quede constituida legalmente la Asociación, el Comisario General Sergio Barrios, el Comisario Mayor Raúl Cantero, el Comisario Mayor Dr. Héctor Tomas Lezcano, el Suboficial Mayor Ernesto Herrera y el Suboficial Mayor Escribano, Rafael Acuña.