El acusado de asesinar al joven indígena fue alojado en Tres Horquetas

sauza

El supuesto homicida del joven indígena Pascual Aurelio Rodríguez fue llevado para su alojamiento en el complejo Tres Horquetas de Colonia Benítez, luego de que vecinos expresaran su más enérgico repudio y organizaban marchas pidiendo justicia por el caso que conmocionó a todo el Impenetrable chaqueño.

Un jovencito de 15 años de edad perteneciente a la etnia wichí fue asesinado a golpes en la cabeza en la localidad de El Sauzalito.

En la madrugada del jueves, alrededor de las 4, la policía de la localidad del Departamento General Güemes, a 590 kilómetros de Resistencia, intervino por un supuesto desorden en el Paseo de los Sapos, encontrando lesionado al adolescente Rodríguez, que presentaba traumatismo encefalocraneal, hematomas en el rostro, lesión punzante en la mejilla derecha y lesiones graves en la cavidad bucal, entre otras heridas.

En medio de la revuelta, la policía detuvo a cuatro personas, dos de 17 años y dos de 16, mientras que uno de 18 y otro de 20 fueron demorados por averiguación de antecedentes. Todos quedaron en libertad menos el acusado de matar al jovencito.

De acuerdo con los testimonios realizados ante sede policial, varias personas habrían visto a un joven de 17 años golpear salvajemente a Rodríguez para luego dejarlo tirado en el lugar donde anteriormente se había iniciado la pelea.

La policía secuestró del lugar un palo de escoba, trozos de ladrillos y dos cajas de vino tino, entre otros elementos. La fiscal de Castelli, Raquel Maldonado, ordenó el traslado del cuerpo a morgue judicial para el correspondiente examen forense que determinaron la existencia de golpes y puntazos de armas blancas.

Los vecinos se manifestaron en contra de la permanencia en sede policial del supuesto homicida y amenazaron con hacer justicia por manos propias, razón por la cual fue llevado a Colonia Benítez.