EL FISCAL PIDIÓ DECOMISAR TODOS LOS BIENES DEL EX INTENDENTE LORENZO HEFFNER


Lavado III: tras su muerte, piden decomisar todos los bienes del ex intendente Lorenzo Heffner

El fiscal Federal de Resistencia, Patricio Sabadini, solicitó a la jueza, Zunilda Niremperger, que se autorice el decomiso definitivo de todos los bienes del exintendente de Villa Río Bermejito, Lorenzo Heffner, fallecido el domingo pasado.

La solicitud la presentó este miércoles en el marco de la causa conocida como Lavado III, donde se investigan el presunto desvío de fondos que tenían como destino viviendas sociales, principalmente para comunidades indígenas.

“Considerando que el hecho natural del fallecimiento impide proseguir el proceso penal y someter al encartado a juicio oral y público para el dictado de una sentencia definitiva, solicito se disponga el decomiso definitivo de los bienes del Sr. Lorenzo Heffner que se encuentran cautelados y secuestrados en autos como instrumento, producto o efecto relacionado a las complejas maniobras de corrupción y lavado de activos investigadas, ello conforme lo normado por el artículo 305 del Código Penal”, pidió Sabadini.

En este sentido, explicó que el recupero de activos “es una de las principales herramientas de política criminal diseñadas en las últimas décadas para atacar los delitos vinculados a la criminalidad económica compleja”.

“Esta estrategia complementa la atribución de responsabilidad penal con un sistema de persecución de las ganancias producidas por el delito, buscando impedir que sean utilizadas para financiar futuras actividades delictivas o incorporadas a la economía formal. De esta manera, el decomiso del producto del delito se transforma en la pieza central del recupero de activos, que en la Argentina se completa con las responsabilidades patrimoniales derivadas de la multa, restitución e indemnización civil”, añadió.

Fuentes de la fiscalía Federal indicaron a este medio que los bienes que los bienes que se le intentan decomisar de manera definitiva a Heffner son varios. Entre ellos, tres millones de pesos que estaban escondidos en el cielorraso de su casa, autos, camiones que pertenecían a su empresa constructora y hasta su propia vivienda