EL GUALOK DE CASTELLI CERRÓ SUS PUERTAS Y LOS EMPLEADOS SE QUEDARON SIN TRABAJO

Aguardan Respuestas de Lotería Chaqueña.

Luego de que el Hotel Gualok de Castelli permaneciera cerrado al público por varios meses debido al corte del suministro eléctrico por falta de pago, la consignataria Hotelera Chaqueña terminó su conseción otorgada por Lotería Chaqueña.
De esta manera los empleados se quedaron sin su fuente de trabajo a partir del mes de enero y el Hotel se encuentra custodiado por la policía.
Desde la consignataria confirmaron que llegaron a un acuerdo con los empleados culminando la relación laboral y el hotel quedo en manos de Lotería Chaqueña con la obligación y responsabilidad firmada por escribano de volver a reabrirlo y tomar a los empleados nuevamente. Por el momento cobran la indemnización en cuotas y aguardan ser incorporados cuando sea consecionado nuevamente «aunque eso llevará un buen tiempo ya que hay que refaccionarlo». Dijeron los empleados.