EL IMPENETRABLE QUE DUELE


Permítanme que les cuente y muestre la historia de Nilda, una señora que hace hermosos collares en el Sauzalito, impenetrable chaqueño. Hace unos días publicamos su historia, en la que vendía los collares a $ 400 para alimentar a su familia. Muchísimos quisieron comprarlos. Un amigo que vive en el exterior me dijo –“Marcelo yo los compro todos, quiero que más gente aquí vea lo hermoso del trabajo que hacen estas comunidades”- .

En la publicación cometí el error de decir que le íbamos a pagar con alimentos, porque nosotros sabemos que es lo que debemos hacer, por varias razones. Una de las razones fundamentales es porque a ellos con plata los engañan casi siempre, como lo vienen haciendo con toda la comunidad hace décadas.

Hoy tuve la posibilidad de hablar con Nilda, estaba muy agradecida porque nos ocupamos de ella, por el nuevo padrinazgo de su hija Nalva (la madrina es Belen) y nos pidió ayuda porque quiere salir adelante, trabajar y vivir mejor, pero no tiene como.

Ayer nos mandó un listado de cosas que necesitaba. Hoy vimos la fotos de su casa y su familia y aunque nada nos sorprende, nos sigue doliendo el alma cuando vemos su calidad de vida.

A su bolsón de comida, le agregamos dos más al mes y por supuesto vamos a tratar de llevarle los que nos pide, porque realmente le creí que quiere salir adelante y no sabe como. Quizás nosotros podamos ayudarla a empezar un camino con un poco mas de dignidad. Esta realidad es inaceptable. Por eso estamos aca!

Soy Marcelo (fundador de yeah!)