En intenso operativo encontraron al sospechoso que sería el conductor de la camioneta que se dio a la fuga. 

La tragedia ocurrió cuando el menor fue atropellado por una camioneta que circulaba en la misma dirección por la Ruta Nacional 9, en la rotonda de acceso a Castelli. Se trataría de una Toyota doble cabina, blanca, que se dirigía a gran velocidad hacia el sentido norte.

Mientras que el niño de 12 años conducía la motocicleta 110 que era remolcada por otra moto de mayor cilindrada. Ambos  provenían del paraje El 44 y al intentar ingresar hacia la plata urbana de la ciudad, la camioneta embistió de lleno al rodado conducido por el menor. Inmediatamente concurrió la ambulancia del Hospital del Bicentenario que traslado al niño al servicio de guardias de emergencia. A los pocos minutos, los médicos informaron que el paciente falleció, presentando un cuadro de paro cardiorrespiratorio con signos de contusión en zona parietal.

Este lugar ha sido escenario de numerosos accidentes automovilísticos, muchos con consecuencias fatales, lo que evidencia la necesidad urgente de obras de infraestructuras que permitan reducir la velocidad de los automovilistas que cruzan por la Ruta 9.

Búsqueda del vehículo

La policía de Castelli implementó un intenso operativo de controles en distintas rutas y caminos de la zona para tratar de detener al vehículo que protagonizó el accidente que ocasionó la muerte del niño Sandro Almirón.

La presunción policial apuntaba a que dicho rodado podría haber tomado rumbo hacia la localidad de Miraflores, o bien hacia Villa Río Bermejito; aunque tampoco se descartaba la hipótesis de que haya ingresado por caminos vecinales y que permanezca en la zona rural. En el lugar del accidente, fueron encontrados restos que confirman que se trataba de una Toyota; además de la información de testigos del lugar.

Pero al promediar la jornada, el operativo cerrojo montado por la Policía del Chaco en distintas rutas y caminos vecinales de la zona, logró secuestrar a la camioneta que protagonizó el trágico accidente en  horas de la siesta.

La misma fue hallada a pocas horas del hecho estacionada en pleno centro de la ciudad, sobre la calle Mariano Moreno a la altura del 250; mientras que su conductor fue detenido y quedó a disposición de la Fiscalía interviniente. Se trata de un joven de 24 años, oriundo de la localidad de Tres Isletas, que se dio a la fuga por razones que se investigan, tras protagonizar el accidente.

La policía de Castelli había implementado un amplio operativo apenas ocurrido el accidente con el fin de interceptar en forma inmediata al vehículo que embistió a la motocicleta conducida por el menor. Luego del secuestro del rodado, se dispuso la realización de las pericias correspondientes.