Exceso de antibióticos: para Salud, «muchos médicos recetan mal»

Nuevas conclusiones de la Organización Mundial de la Salud (OMS). El desarrollo de la penicilina y de todos los antibióticos que vinieron después salvaron millones de vidas en el mundo. Pero ahora el uso excesivo está matando humanos: 700 mil personas mueren porque sufren infecciones pero no consiguen curarse ya que las poblaciones de bacterias son resistentes a múltiples drogas.

Como el problema puede empeorar, en la última asamblea de los países miembros de la OMS se acordó un plan de acción global para combatir las resistencias a los antibióticos. En la Argentina, el Ministro de Salud reconoció que los médicos están recetando mal y se consumen muchos antibióticos incorrectamente. Por culpa del problema de la resistencia, hasta el 80% de los infectados por una bacteria que causa neumonías dentro de hospitales hoy no responden al tratamiento.

La OMS alertó que el mundo se dirige a «una era post-antibióticos«:enfermedades comunes y heridas menores que han sido tratables por décadas pueden volver a producir muertes.

Por eso, un comité de expertos propuso el plan que fue finalmente aprobado y que tiene cinco objetivos: mejorar la concientización y el conocimiento sobre la resistencia a los antibióticos, reforzar la vigilancia y la investigación, reducir la cantidad de infecciones; optimizar el uso de los antibióticos; y asegurar una financiación duradera. Cada país deberá poner en marcha una estrategia nacional contra el problema.

En Argentina, el Ministro de Salud reconoció que los médicos están recetando mal y se consumen muchos antibióticos incorrectamente.

Entre los comportamientos, que se mencionaron como responsables del problema, se señaló que médicos y veterinarios suelen prescribir antibióticos sin tener un diagnóstico claro.

Otra situación es que hay farmacias que venden los antibióticos sin que los consumidores presenten receta. La OMS lamentó además que la industria farmacéutica privada no invierta lo suficiente en el desarrollo de nuevos antibióticos y sí en medicamentos que prometen mayores ganancias.

En la Argentina, el Ministro de Salud de la Nación, Daniel Gollán, se reunió con la Comisión Nacional asesora para el uso racional de medicamentos y advirtió: «Muchos médicos no prescribimos bien y muchos farmacéuticos no dispensan correctamente«. Precisó que «un 32% del presupuesto de salud se lo llevan los medicamentos y un tercio de ese porcentaje, los fármacos de alto costo y baja incidencia. Cuando prescribimos erróneamente, la inversión en salud se transforma en un gasto inútil y, en lugar de mejorar la salud de la población, hasta podemos generar daño«.