LA CÁMARA FEDERAL RECHAZÓ LA DOMICILIARIA A HEFFNER

La Cámara Federal rechazó la domiciliaria y Heffner deberá continuar en la U7.

La resolución dictada este miércoles por la Cámara Federal de Apelaciones de Resistencia que rechazó la apelación de la defensa del exintendente de Villa Río Bermejito, Lorenzo Heffner, procesado por lavado de dinero y alojado actualmente en la cárcel federal de Resistencia (U7).

“Se infiere que conforme las patologías que padece el imputado, no surgen impedimentos para que al mismo se le practique el tratamiento y suministre la farmacología adecuada en el lugar en que guarda detención; ello sin perjuicio de que –cuando el estado de salud así lo ameritase adopten las medidas necesarias para la debida atención de Lorenzo Heffner en el centro médico más adecuado a su dolencia”. Así, los camaristas José Luis Aguilar y Rocío Alcalá resolvieron desestimar la apelación de la defensa del exintendente de Villa Río Bermejito y dejar firme la resolución de la jueza de primera instancia, Zunilda Niremperger.

Heffner, se encuentra procesado en calidad de autor del presunto lavado de activos agravado (por habitualidad, ser miembros de una banda y funcionario público). Según la acusación, los imputados “habrían ideado una matriz de cooperativas para apropiarse de fondos públicos destinados a la construcción de viviendas e incorporarlos bajo apariencia de licitud, fundamentalmente a través de la construcción de hoteles tanto en esa localidad como en otros puntos del país”.

Según el fallo de Cámara, el SAM de la U7 “cuenta con médicos generalistas y enfermeros que realizan guardias las 24 hs. y que en dicho plantel se encuentra un especialista en cardiología, así como también surge que ante eventualidades se realiza el traslado de los internos al Hospital Zonal Julio C. Perrando”.

Además, la resolución destaca que teniendo en cuenta el estado de salud del peticionante, la jueza Niremperger “ha asegurado en el caso, en el marco de sus facultades, las medidas necesarias a fin de proveer su bienestar mediante el incremento de su atención médica”.

En ese contexto, los camaristas puntualizaron que “análisis integral y contextualizado de la dolencia del encartado –conforme la opinión de peritos especializados y a la testimonial citada avalamos lo decidido en la anterior instancia en tanto la enfermedad del encartado puede ser controlada –de momento­ dentro de la Unidad carcelaria”.