LA ESCUELA MUNICIPAL DE KARATE TOMÓ EXÁMENES JUNTO A DANIEL SEGALIS

DSC_1758

La Escuela Municipal de Karate – Escuela de Karata-Do Ren Shu Kan-Kyudokan, del Sensei Enzo Ferrari tomó exámenes a sus alumnos.
Con la presencia del Sensei 7° Dan Daniel Segalis de Bariloche y el Sensei Enzo Ferrari tomaron exámenes de distintas graduaciones en cinturones a los alumnos que concurren a la misma la cual funciona en el Salón de la Asociación de Alemanes del Volga.
Daniel Segalis, recibido de VII Dan de la Escuela Kyudokan Rengokai de Okinawa, Japón, de la ciudad de Bariloche. Siendo el único sordo en el mundo con esta graduación en Karate-Do, estuvo en el evento y además realizando varias actividades en la ciudad.
“Unas de la actividades mas importante que tuvo el evento, fue la visita a la Escuela de Sordo e Hipoacusico Nº 517, donde tuvimos una charla con las maestra y un alumnos donde Daniel Segalis contó su historia en karate y su vida ya que el fue participantes de varios Mundiales para sordos. Es arbitro nacional e internacional, tuvo como jefe de arbitro en Rusia en el mundial para sordos 2004, además en la vida es una persona con mucho talento y logros”.
“Al ser sordo Segalis aprendió hablar y lee muy bien los labios y puede interactuar con cualquier persona quien no lo conoce no se daría cuenta».
En su muro de Facebook Daniel Segalis comentó: Estuve dando clases en Chaco esta semana. Con Enzo Ferrari 4to Dan. Muy buen anfitrión.
Vi lo que es la inpenetrable y NO ES VERSO pues es realmente impenetrable pues vi toda una selva llena de púas grandes. Y con respecto a la pesca no pude conseguir el soñado dorado, depende mucho de la suerte y del momento pero por lo menos saque 2 manduvis y una palometa. Lo que no tiene precio fue haber pasado una noche en medio de la salvaje naturaleza y estos paisajes junto a Enzo Ferrari… y dos amigos nuevos, pescadores…

ETICA EN LAS ARTES MARCIALES (Por Daniel Segalis)
Este es un articulo que encontre recientemente, entiendo es del Sensei en Karate, que tiene la particularidad de que es sordo, pero tiene una opinión que vale la pena darle una leída y quisiera comentar con ustedes, que opinan de este articulo del Sensei Daniel Segalis.

Etica en las Artes Marciales
Sentido ético de las artes marciales

La formación ética del alumno de artes marciales, es un objetivo central para impulsar su maduración psicológica y su perfeccionamiento espiritual.

Existe una diferencia esencial entre entrenarse para cualquier actividad deportiva y hacerlo en un arte marcial, y ésta radica en la responsabilidad social en el manejo de la violencia y en el objetivo o meta que persiguen uno y otro.

El alumno de artes marciales busca una profunda transformación interior, la práctica disciplinada, el control metódico, el perfeccionamiento de los formas o la rapidez en el combate libre, son sólo Instrumentos para lograr una transformación interior guiada por un modelo-hombre y con un preciso sistema de valores; donde existe la paciencia, la humildad, el amor por la justicia, el respeto a la ley y la prudencia.

Es muy importante que estas valoraciones sean Intemalizadas y vivenciadas por el alumno de artes marciales desde joven. Cuando decimos el alumno de artes marciales debe soportar lo insoportable, no nos referimos a esfuerzos físicos en el entrenamiento, sino a su capacidad para tolerar la injuria y el insulto. El viejo apotema dice: si te insultan calla, si te persiguen, huye, y si te acorralan, matas. Esto es la ética de un hombre amante de la paz, que tiene un enorme poder dentro de sí, pero que lo reserva para una situación desesperada, donde está en juego su vida, no su amor propio, y esto es profundamente Cristiano o religioso, según lo que profese y está en los orígenes de una cultura milenaria como la de Japón.

Detengámonos un minuto para comparar este marco de referencia con los valores de la sociedad en que vivimos agresiva, machista, autodenominada «occidental y cristiana».

Un practicante debe ser la contrafigura de un matón: personaje soberbio que para imponer sus intereses prepotea a sus pares y usa indiscriminadamente su fuerza física. La lucha central del artista Marcial es contra sí mismo, para vaciarse interiormente de todo oscuro impulso de agresión, para desechar los resabios de fantasías adolescentes, de omnipotencia física personificada por los muchachitos de las series de televisión norteamericana.

El principiante debe percibir por la enseñanza de sus maestros que el camino de la humildad, la benevolencia y mansedumbre llevan hacia la paz interior que es una fuente de felicidad o gratificación la violencia debe estar siempre subordinada a la justicia y no a su interés personal, y usada como el último de los recursos, al que un ser humano puede recurrir sólo en situaciones desesperantes.