LAS IGLESIAS DE CASTELLI RECLAMAN URGENTE MEDIDAS AL GOBERNADOR ANTE LA DESESPERANTE SITUACION DE LA COMUNIDAD

“En este contexto desolador y de una tristeza profunda, El Impenetrable se ha convertido en el lugar más pobre del Chaco”

Pastores e integrantes de la Pastoral Evangélica de J.J. Castelli, el cura párroco de la iglesia católica Nuestra Señora del Valle y el pastor de la Iglesia Luterana se comunicaron con el CENTRO MANDELA y describieron la crítica situación económica y social que sufre la población de J.J. Castelli.
Destacaron la falta de trabajo porque allí no existen industrias y sus cooperativas agropecuarias están fundidas, en situaciones económicas y financieras que son muy difíciles de superar, como también que el comercio apenas subsiste por la caída de las ventas.
Resaltaron que son magros los sueldos que perciben los trabajadores, que en la mayoría de los casos trabajan “en negro”, y mencionaron que los docentes cobran salarios indignos. Dijeron que la actividad agropecuaria y ganadera en el campo está muy lejos de mejores etapas. “Ya solo quedan restos de lo que fueron las campañas algodoneras, con 35.000 hectáreas sembradas.”
“En este contexto desolador y de una tristeza profunda, El Impenetrable se ha convertido en el lugar más pobre del Chaco. Y como si todos estos males fueran pocos, la población tiene que soportar el saqueo sistemático que lleva adelante el poder ejecutivo provincial y la política de precios de las tarifas que cobra Secheep”, señalaron
“Al igual que una epidemia, la facturación de Secheep llegó a las familias de los 22.000 usuarios de Castelli, con montos que resultan literalmente impagables, en casi todos los casos, porque superan ampliamente los valores que cobran a través de los haberes jubilatorios y los sueldos que cobran los empleados”. Compararon la facturación de Secheep con los ingresos de los empleados contratados por la Municipalidad de Juan José Castelli, que promedian 2.700 pesos mensuales.
Afirmaron que “es muy difícil describir la angustia e impotencia por las que pasan miles de familias cuando personal de Secheep les corta la energía eléctrica y les retiran el medidor.
Plantearon que “al daño material se acopla el moral al que están sometidos por falta de energía eléctrica. Las familias muestran impotencia dado que no encuentran una solución para evitar los cortes, siendo los niños los que más sufren y lloran al notar la angustia de sus padres.”
Dirigiéndose al Gobernador, la comunidad religiosa unida afirmó “que la exorbitante facturación de Secheep y los cortes de energía en J.J. Castelli es una prueba cabal de la indiferencia del gobierno chaqueño.”
Solicitaron al gobernador que ordene a Secheep que cese en los cortes y retiros de los medidores, como también la inmediata reconexión de la energía eléctrica.
La nota recibida por el CENTRO MANDELA está firmada por los pastores del Consejo de Castelli Claudio Ruidiaz (presidente), Ángel Lujan (vicepresidente), Rubén Raimundi (secretario), Félix Olazabal (primer vocal) y Horacio Lakouwski (segundo vocal). Rolando Silva, Alberto Ávalos, Peralta, Cuellar, Palacios, Pereyra (acompañantes), Juan Carlos Nowak (pastor Iglesia Luterana) y Osbaldo Santillán (cura párroco).