LOCALES DE COBROS DE SERVICIOS NO ATIENDEN AL PÚBLICO TRAS
LA RESOLUCIÓN DEL CONCEJO QUE PROHIBE EL COBRO DEL PLUS

Propietarios de la mayoría de los locales de cobros de servicios de Castelli decidieron cerrar sus puertas desde las primeras horas de este jueves en rechazo a la reciente Resolución aprobada por el Concejo Deliberante que prohíbe el cobro de un plus por las operaciones que la gente realiza.

Según explicaron, la polémica surge por la   Resolución N° 019/20 aprobada el pasado martes donde  se solicita al Poder Ejecutivo Municipal que realice controles en los lugares donde funcionan locales de empresas de cobros de servicios, como Rapipagos, Pago Fácil entre otros.