MATADERO DE MIRAFLORES: MARTINEZ ASEGURA QUE EL MUNICIPIO LE NIEGA EL AVAL PARA SU EMPRENDIMIENTO


“Siento impotencia porque es el propio Intendente Jorge Frank quien se niega a firmar el aval porque el municipio quiere construir su propio frigorífico”, indicó.

El conflicto por el matadero de Miraflores continúa y su propietario Carlos Martínez, asegura que se mezclan intereses económicos que le impiden avanzar con un proyecto para la construcción de una nueva obra que permita triplicar su capacidad operativa de faena e inclusive faenar ganado menor para el abastecimiento a la localidad.
Martínez explicó que hace 21 años que brinda el servicio a las carnicerías de Miraflores y que desde el 2015 viene gestionando recursos para construir un nuevo emprendimiento en un predio de 1 hectárea que ya adquirió sobre Ruta a 3 kilómetros de la planta urbana.
Detalló que ya cuenta con el proyecto técnico aprobado por la Subsecretaría de Ganadería del Chaco, pero que en el municipio de Miraflores no le quieren firmar el aval para poder iniciar la obra. “Siento impotencia porque es el propio Intendente Jorge Frank quien se niega a firmar el aval porque el municipio quiere construir su propio frigorífico”, indicó.
En este sentido, Martínez dejó entrever que habría intereses económicos y políticos para impedir su emprendimiento, y remarcó que “el Gobernador Capitanich me garantizó su respaldo para avanzar con las obras, pero se necesita la firma del Intendente Frank”.
El proyecto técnico que Martínez pretende realizar en un predio ubicado sobre asfalto a 3 kilómetros de Miraflores. Según plantea, solamente falta el aval del municipio para avanzar.


Es importante remarcar que paralelamente existe un proyecto para la creación de un matadero municipal para lo que el gobierno provincial le otorgó un predio donde se emplazará la futura obra. Al respecto, Martínez sostiene que con ese proyecto se pretende despojarlo de una actividad particular que lleva más de 2 décadas en la localidad donde además genera fuente de trabajo. “Tengo el respaldo del 80 por ciento de los carniceros de la localidad, tengo el proyecto terminado y el predio donde construir la obra, pero hoy por hoy el único impedimento es el propio municipio”, insistió Martínez.
Martínez asegura que ya cuenta con el respaldo del Gobernador Capitanich y que la obra le permitirá triplicar la operatividad de faena, tanto de animales vacunos como de ganado menor

COMPLEJA REALIDAD
El actual matadero tiene una actividad operativa de faena de 10 animales vacuno por día y está ubicado en el Lote N° 75, tierras que son reclamadas por las comunidades originarias. En ese marco, en el mes de mayo de este año, familias aborígenes iniciaron una toma y bloqueo del matadero, llegando a instancias judiciales que finalmente se destrabó en una mediación donde participaron el Intendente Jorge Frank, representantes de los carniceros, autoridades policiales, referentes del Consejo aborigen de recuperación de tierras y el propietario Carlos Martínez. En esa oportunidad se firmó un acuerdo entre las partes para realizar algunas acciones de mejoras relacionadas con el funcionamiento del matadero, aunque el problema coyuntural del conflicto sigue siendo el reclamo de las tierras.

Según aseguró Martínez, “me vi obligado a firmar dicho acuerdo, ya que a pesar de intentar dialogar con estas personas y de las denuncias realizadas en su contra sus acciones no cesan, continuando así los mismos con amenazas ingresando al matadero tomándolo e impidiendo que realice mi labor”, sostiene en referencia al conflicto social.

Pero además, aseguró que “aprovechando esta situación de conflicto, el intendente Frank gestiona la creación de un nuevo matadero, que según sus manifestaciones contaría con el aval de la Secretaria de Ganadería, lo que me ocasionaría un grave perjuicio, siendo que durante su campaña política, el mismo me apoyó en mi proyecto”. Actualmente Martínez, a través de su asesor legal, presentó un recurso de amparo en la justicia.
Publicado en NORTE (09/09/2020)