MIRAFLORES: 4 HERIDOS TRAS ENFRENTAMIENTOS POR TIERRAS

Intervino la Fiscalía

Se trata de 10 mil hectáreas que aparentemente pertenecerían a la familia Rojas.
En la tarde de ayer, un grupo de aborígenes y criollos se enfrentaron para obtener la propiedad de 10 mil hectáreas, en la localidad de Miraflores. El comisario Walter López informó que en horas de la noche, una señora de etnia aborigen llamada Silvia Rojas se presentó en la comisaría junto a sus hermano, para denunciar que un grupo de personas había tomado posesión de un galpón que se encontraba en estas tierras, asegurando que este lugar era de su propiedad.

“En la denuncia ellos manifiestan haber sido amenazados de muerte, con disparos de arma de fuego por parte de un ciudadano llamado Hernán Rojas, que dice ser el propietario de ese lugar. Inmediatamente y recepcionada la denuncia, personal de la Comisaría se constituyó en el lugar y se encuentra con la escena de que había un enfrentamiento entre criollos y aborígenes. Tal es así que, pudimos constatar personas lesionadas criollas, que apoyaban a Dario Rojas, el propietario”, explicó el comisario.

El mismo además, informó que en el lugar había una camioneta Hilux -propiedad de Rojas- con daños en el vidrio parabrisas, como así también un Fiat Duna -propiedad de Gustavo Sánchez- que habría ingresado al lugar con Silvia Sánchez, una mujer de 50 años que también habría resultado lesionada.

“A raíz de esto, nos comunicamos con el fiscal de turno y lo pusimos al tanto de la situación, en razón a que Hernán Rojas, acreditó con un boleto de compraventa certificado por un escribano, que él es propietario de ese galpón, el cual ya cansado y por temor a futuras usurpaciones, había cerrado incluso el lugar y fue así que ayer tomó conocimiento de que en horas de la tarde de ayer, habían ingresado al galpón haciendo un hueco en la pared, para ingresar y tomar posición”, agregó el mismo.

Rojas con empleados en el galpón

“Este señor manifiesta que tiene empleados de la construcción en Miraflores, tal es así, que estaba el encargado de cuidar el galpón Luis Cardozo y su hermano, ya que fueron ellos los que apoyaron a Rojas yendo al lugar y tomando posición. Fue ahí en donde se produce el enfrentamiento, si no hubiera llegado la policía, este enfrentamiento hubiera tenido otro desenlace. La policía tuvo que hacer uso de la escopeta reglamentaria, y ejecutar un disparo intimidatorio para que se termine el conflicto”, remarcó el comisario.

Actuaciones elevadas a la Fiscalía

“El fiscal dispuso que se monte un operativo, que se dispongan consignas para resguardar el orden y que no haya más enfrentamientos. Cabe aclarar que resultaron lesionadas dos personas criollas, que apoyaron a Rojas y la señora Quintana, con su hijo menor, por parte de los aborígenes. Las diligencias ya están hechas, como así también los daños en el vehículo, tanto del señor Gustavo Sánchez, como de la camioneta de Rojas”, concluyó.