Nueva plaga en el algodón chaqueño: Helicoverpa Armígera

Es monitoreada para conocer su desplazamiento y los daños que puede causar al algodón y a otros cultivos. Sus características.

La Helicoverpa Armígera es una plaga polífaga y cosmopolita, que ataca actualmente varios cultivos. Está registrada en cultivos extensivos, hortícolas, frutales y florales. Tiene un elevado potencial reproductivo. Cada mariposa puede llegar a oviponer entre 1.000 a 1.500 huevos por ciclo. La hembra deposita los huevos de forma aislada, cerca de los capullos, flores o frutos jóvenes y sobre las hojas. Es capaz de poner 150 huevos por día. Los huevos son blancos y se tornan castaños durante la maduración.

Esta plaga tiene una gran capacidad de dispersión. Los adultos son migrantes por naturaleza, llegando a desplazarse hasta 1.000 kilómetros. Además posee una alta capacidad de sobrevivencia, adaptándose a diferentes ambientes, climas y sistemas de cultivo.

El ciclo de vida de Helicoverpa Armígera depende de la temperatura, siendo en condiciones óptimas de unos 35 – 40 días/ciclo, lo que supone unas 3 a 4 generaciones por ciclo de cultivo. En forma adulta presenta forma de mariposa de unos 35 a 40 mm. de ancho en las alas, con color amarillo en el primer par de alas, con una mancha oscura más o menos visible y el segundo par de alas de color más claro con una gran banda oscura distal.

La oruga o gusano tiene entre 5 a 6 etapas de desarrollo. Su coloración en general es muy variable, reconocible por una banda dorsal verde oscura y otras bandas más claras, con cerdas negras dispersas por todo el cuerpo con su base redondeada oscura. Se alimentan principalmente de frutos, hojas, brotes y flores. La maduración se completa entre 3 a 20 días dependiendo de las temperaturas.

Una vez completada la etapa de larva, la oruga crisálida en el suelo, en un capullo terroso a unos 5 cm. de la superficie, y entra en diapausa (interrupción del desarrollo) inducida por días cortos (11 a 14 horas de luz por día), hasta la aparición de condiciones favorables. Lo completa en 10 – 14 días.

En cuanto a los métodos a ser usados para detectar la presencia de la plaga, se comprobó que las trampas de feromonas son más sensibles en la detección de las poblaciones iniciales, son más específicas y hacen que el conteo sea más fácil y rápido. También contribuyó a la captura de los machos de las especies Helicoverpa Armígera y Zea, haciéndose su posterior identificación por medio del estudio de genitalia.

Situación actual

El Ministerio de Producción y la COPROSAVE, Comisión Provincial de Sanidad Vegetal, seguirán monitoreando la Helicoverpa Armígera, a fin de conocer las características de esta plaga, el desplazamiento y los daños que podría provocar al algodón y a los otros cultivos que se realizan en nuestra provincia, al ser detectada y comprobada su presencia en campos chaqueños, poniendo en estado de alerta a productores y técnicos, con el objetivo de adoptar las medidas que permitan un control de la misma.

Esta situación motivó una nueva reunión de COPROSAVE, la que se desarrolló la semana pasada (miércoles 18 de marzo) en la sede de la EEA del INTA de Sáenz Peña, donde se acordó impulsar un trabajo coordinado entre todos los sectores involucrados, a fin de hacer un seguimiento de la plaga y adoptar mecanismos que eviten su avance, expansión y multiplicación.

El encuentro fue encabezado por el subsecretario de Agricultura del Ministerio de Producción, Pablo Baluk, quien dio la bienvenida a los presentes y seguidamente el director de Fiscalización y Control Fitosanitario Juan Chancalay explicó la metodología de trabajo a terreno y laboratorio que se llevó a cabo en el monitoreo de Helicoverpa Armígera en la provincia.

El funcionario explicó que fueron detectados y capturados 16 ejemplares en campos de nuestra provincia, los que están ubicados en General Pinedo (13), Sáenz Peña (2) y Villa Ángela (1), los cuales dieron positivo de Helicoverpa Armígera en los estudios de genitalia realizados en el Instituto Miguel Lillo de la provincia de Tucumán.

La técnica del INTA, Mariela Fogar, remarcó que se están dando ataques de capulleras y falsas medidoras en algodonales Bt en muestras provenientes de la zona de Otumpa, Santiago del Estero, por lo que ante la proximidad con el Chaco recomienda trabajar en el monitoreo con trampas de luz, las cuales tienen un costo aproximado a los 6.000 pesos.

También recomienda trabajar en los lotes de algodón Bt, que sufren ataques, a los efectos de determinar de qué especie se trata dicho ataque y remarcó que otra metodología de trabajo es que los productores se acerquen al INTA y presenten todas sus dudas.

El subsecretario Baluk sugirió que se realice un informe sobre la presencia de Helicoverpa armígera, pero que el mismo tenga un enfoque informativo y no como una alerta, ya que todavía la provincia no cuenta con los datos necesarios para darle tal magnitud.

El funcionario provincial también señaló que es necesario que se reúna el Comité Técnico de la COPROSAVE y defina las medidas técnicas a tomar en terreno, a la vez que propuso que se continúe con el monitoreo de H. Armígera en la provincia, como se realizó hasta el momento.

Finalmente se resolvió impulsar una reunión con técnicos especialistas en esta nueva plaga -Helicoverpa Armígera-, los cuales darán sus aportes al Comité Técnico de la COPROSAVE.

Picudo

En esta reunión de COPROSAVE también se escuchó un informe de la situación actual del picudo del algodonero, el cual estuvo a cago del especialista Julio González, quien remarcó que el panorama es complicado, ya que se están dando altas presiones de la plaga, lo cual se atribuye a la no destrucción del rastrojo en tiempo y forma, acompañado por un invierno suave. En años anteriores la plaga comenzaba a causar problemas desde febrero, pero ahora se estima que será desde octubre.

También se remarcó en este encuentro que serán reactivadas las comisiones zonales de sanidad vegetal, COZOSAVE.

Se recordó que el período de siembra de la nueva campaña algodonera fue establecido desde el 1° de Octubre al 30 de Noviembre y el 15 de julio como fecha límite para la destrucción de rastrojos.

Gustavo Blanco, representante del SENASA, informó a los presentes que ese organismo está trabajando en la implementación de un DTV (Documento de Transito Vegetal), en el cual se incluye al algodón, donde se detallará la trazabilidad, es decir, quien lo produce y hasta quien lo compra.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.