ORDENAMIENTO DEL TRÁNSITO EN CASTELLI: LA POLICÍA YA SECUESTRÓ MÁS DE 160 MOTOS EN SEIS MESES

La Policía de Castelli, a través de sus diferentes operativos de controles, en sólo seis meses ya secuestró más de 160 motos de distintas cilindradas que circulaban de manera irregular por las calles de la ciudad. Los procedimientos son realizados frecuentemente en diferentes días y horarios a través de las distintas divisiones policiales con el propósito de contribuir al ordenamiento del tránsito y a la prevención de accidentes en la vía pública.
Según confirmó el Jefe de la Comisaría local, Comisario José María Paredes, los secuestros obedecen a numerosas irregularidades, entre ellas faltantes de documentaciones de los rodados y de los conductores; como así también anomalías en las condiciones técnicas para su circulación, como faltas de espejos retrovisores y faltas de luces reglamentarias; e incluso muchas con pedidos de secuestro.
En total, desde octubre del año pasado, ya se llevan secuestradas alrededor de 160 motos y ciclomotores, de las cuales 70 fueron derivadas al depósito judicial por determinación del Juzgado de Faltas de la Provincia; mientras que otras 90 permanecen alojadas en la Comisaría esperando la regularización de la situación por parte de sus respectivos propietarios. “El 90 por ciento de los secuestros es por falta de documentaciones básicas para poder circular”, explicó el Jefe de la Unidad que trabaja diariamente en forma conjunta con el Servicio 911, la Policía Caminera, la División Investigaciones y Policía Rural en los distintos procedimientos. Además, manifestó que hay muchos casos en los que los comercios entregan las motos sin títulos y de esa manera los propietarios salen a la calle sin la documentación obligatoria para circular.
Con respecto a las falencias técnicas que muchas presentan, sostuvo que “muchos jóvenes y adolescentes les quitan las luces, los plásticos y los espejos retrovisores a las motos, y nosotros tenemos la obligación de secuestrar esos rodados porque son verdaderamente un riesgo en la vía pública”. Además, explicó que “muchos padres vienen enojados a cuestionar el accionar policial, cuando en realidad lo que estamos haciendo es para preservar la integridad de sus hijos y del resto de la comunidad”.

DATOS ALARMANTES
Según registros oficiales de la policía, en Castelli se alcanzaron a producir hasta cuatro accidentes diarios protagonizados por ciclomotores o motocicletas. En la mayoría de los casos los conductores eran menores de edad o circulaban sin las documentaciones obligatorias. Lo más preocupante es que muchos de esos accidentes tuvieron desenlaces fatales o con graves secuelas para los conductores. Esta situación llevó a la Policía a intervenir en los controles rutinarios en la planta urbana, con resultados contundentes.
Por el momento solamente se están exigiendo los requisitos esenciales, como ser licencia del conductor, cédula verde o título del rodado y las reglamentaciones básicas técnicas. Sin embargo, desde las fuerzas de seguridad ya advierten que seguirán intensificando los controles y que en lo inmediato se exigirá el uso del casco y el seguro obligatorio de las motos.
Fuente: diariocastelli.com