POLÉMICA: VENDIERON LA PLANTA DE LAVADO DE FRUTAS DE CASTELLI 

La moderna planta de lavado, secado y empaque de productos dejó de funcionar debido a la decisión de la Asociación de Productores Frutihortícolas de venderla a los mismos empresarios de la provincia de Santiago del Estero que la habían puesto en funcionamiento el año pasado, luego de varias temporadas de inactividad.

La planta había sido inaugurada a principios del año 2012 con el objetivo de brindar un servicio básico de clasificación, lavado, secado y empaque para darle un valor agregado a los productos que salían de la zona.

Sin embargo, desde su inauguración se mantuvo prácticamente inactiva por diversas circunstancias, hasta que finalmente se tomó  la polémica  decisión de desprenderse de este bien que había sido otorgado por el Estado provincial.

Según trascendió, desde la asociación habrían tomado la decisión de vender la planta completa a los empresario privados santigueños argumentando que muy pocas veces había sido de utilidad para los productores y que paralelamente generaba gastos de mantenimientos difíciles de solventar.  Desde su inauguración funcionó en uno de los salones de la Cooperativa General Güemes mediante un comodato que venció en el 2015.

Esta moderna planta estaba preparada para realizar el proceso de clasificación, lavado, secado y empaquetamiento de distintas especies de zapallos que se producen en la zona.  Según el proyecto inicial, la intención era potenciar a estos productos dándoles un valor agregado a la hora de comercializarlos a los grandes mercados.

Si bien muy pocas veces entró en funcionamiento desde su inauguración, para el sector productivo  implica un retroceso importante ya que se perdió un bien que había sido emplazado con el propósito de darle un impulso a esta economía regional que crece año tras año.

Fuente: diariocastelli