SANDÍA, LA FRUTA POR EXCELENCIA DEL VERANO


Es una de las frutas que más se consumen en época de verano; Además de su atractivo color y sabor refrescante, la sandía tiene muchos beneficios para la salud. Conozcamos más de sus bondades nutracèuticas.

Propiedades:

  • Frescura antioxidante. Es rica en licopeno (que le da el color rojo), un carotenoide con capacidad antioxidante. Este compuesto desempeña un papel activo en la lucha de varios tipos de cáncer, mediante la protección de las células contra el daño de radicales libres.
  • Es buena para el corazón. Es fuente de L-citrulina, un compuesto importante en la salud cardiovascular, que se transforma en L-arginina, un aminoácido que ayuda a la producción de óxido nítrico, fundamental para la elasticidad de las arterias y los vasos sanguíneos.
  • Reduce la presión arterial. Es una fruta funcional con efectos vasodilatadores, con la consiguiente disminución de la presión sanguínea.
  • Efecto “viagra”. Así lo mostró una investigación de la Universidad de Texas A&M. Los fitonutrientes (licopeno, betacaroteno y L-citrulina) tienen la virtud de relajar los vasos sanguíneos y combatir la impotencia.
  • Aliada para bajar de peso. A pesar de su sabor dulce, la sandía tiene bajas calorías, es decir, una gran cantidad de agua (93%) que permite comer grandes porciones sin consumir muchas calorías. La L-arginina acelera el metabolismo y favorece la pérdida de grasa.
  • Actúa como diurético. La sandía es un diurético natural ideal para la eliminación de toxinas y aumentar la secreción de orina por los riñones. Su alto contenido en fibra favorece además la limpieza de los intestinos y el correcto funcionamiento del sistema digestivo.
  • Para el dolor muscular. Tomar jugo de sandía podría ser el remedio natural para combatir esos malestares post ejercicios. Se atribuye el mencionado efecto a un aminoácido presente en la fruta, la L-citrulina.
  • Es buena para los ojos. Es fuente de beta caroteno, el cual se convierte luego en vitamina A. Esta vitamina ayuda a producir los pigmentos en la retina del ojo y protege contra la degeneración relacionada con la edad.
  • Amiga de la piel. El secreto de una piel radiante e hidratada podría estar en la sandía, su alto contenido de licopeno, vitamina A y C la convierten en una fruta que puede hacer maravillas. Además, por su gran cantidad de agua y fibra es una excelente protección contra los rayos UV.

Fuente: Diario21.tv, Medline Plus, Wikipedia y Archivo personal

Consultor Medico: Dr. Rene A. Trivi̱o G. РM.P. 5812 РMedicina Integrativa