«Trabajamos para evitar muertes, pero las ambulancias se rompen»

Tras las denuncias por la falta de ambulancias en El Impenetrable, y la muerte de Beatriz Carrizo, de 15 años, integrante de la etnia Wichí durante su traslado al hospital de Castelli, el director de la Región Sanitaria V, Walter Damián Vargas González, aseguró a Diario TAG que “no hubo negligencia, desidia o abandono”.

“La realidad es que hay serios problemas en los caminos, esta es una problemática que escapa a Salud Pública, acá los médicos, los enfermeros, los choferes hacen todo lo que está a su alcance, pero las ambulancias se rompen”, dijo. Tampoco desmintió el uso de la camioneta municipal de Misión Nueva Pompeya para trasladar a la jóven que falleció

AMBULANCIAS ROTAS

Vargas González sostuvo que «de las diez ambulancias que el Estado provincial entregó en 2014, sólo funcionan unas cuatro o cinco«, producto del uso extremo que se les hace. Ya que, “cuando llueve en la zona, los caminos se tornan intransitables, y aún así se trasladan a los enfermos cuando es necesario, pero eso hace que los vehículos se vayan rompiendo”, agregó.

Por otra parte, el funcionario de Salud Pública manifestó su enojo con los que denunciaron el hecho, en este caso el centro de estudios Nelson Mandela, de Resistencia, y consideró que “no existe negligencia ni desidia, se trabaja constantemente, a veces es injusto, se utilizan estos casos para fines políticos, pero trabajamos muchísimo para evitar las muertes y atender a los pacientes”.

“La verdad que es lamentable que esta chica haya fallecido en estas condiciones”, dijo, al tiempo que adelantó que se encuentra investigando los motivos de la muerte y la confección del acta de defunción de la joven Beatriz.