EL PEOR MOMENTO DEL CHAQUEÑO PALAVECINO


Vende sus bienes para mantener a sus empleados.
El 2020 fue un año especialmente complicado para el Chaqueño Palavecino. En septiembre debió ser internado después de que su cuadro de Covid-19 empeorara y, tras recuperarse y volver a su casa, tuvo que comenzar a afrontar los problemas económicos que le produjo la ausencia de shows.

El músico contó que tiene 25 trabajadores a su cargo y que, para no echarlos, tuvo que comenzar a vender algunos de sus bienes, incluido un departamento que tenía en la Ciudad de Buenos Aires. «Tengo 25 empleados a mi cargo, con algunos nos hemos arreglado con dinero de mis ahorros y otros pagando también. Para no echar a nadie estoy vendiendo mis bienes. Tuve que vender un piso de Buenos Aires para mantener a mi gente», contó en diálogo con Cadena 3. Finalmente, el Chaqueño confesó que «está buscando otra trabajo» para poder compensar la ausencia de ingresos que antes ganaba gracias a sus recitales.