CASTELLI: PIDEN LA RESTITUCIÓN DE UNA NIÑA EN UN COMPLEJO CASO EN EL WUE TOMÓ INTERVENCIÓN LA JUSTICIA Y LA UPI

El caso involucra a una niña de 18 meses en el que la Justicia le dio intervención a la Unidad de Protección Integral – UPI – a partir de una denuncia por el supuesto delito de entrega directa por parte de la madre biológica a otra familia.

El organismo tomó intervención inmediatamente y decidió el pasado viernes 6 de mayo retirarle la tenencia a esa familia y dejarla bajo cuidados y protección, con el objetivo de proteger la integridad biopsicosocial de la menor.

Lo que la Justicia sospecha es que la madre biológica entregó a su hija cuando tenía pocas semanas, mediante una maniobra que también tiene como protagonista al supuesto padre biológico.

Esta medida generó un profundo malestar, tanto en la familia que tenía a su cargo la crianza de la nena, como en la familia biológica; que iniciaron una fuerte protesta ante los organismos, acusando atropellos institucionales. En ese sentido, ambas familias aseguran que «no había ninguna razón para que la UPI intervenga de esta manera, sacádola a la fuerza del ámbito familiar».

La exposición pública del caso a través de las redes sociales, obligó a la Jueza de Niñez, Adolescencia y Familia, Liliana Senger, a ordenar “el cese y prohibición de toda difusión y/o exposición por cualquier medio masivo de comunicación y/o redes sociales y/o cadenas y estados de WhatsApp, bajo cualquier modalidad, de cuestiones y/o circunstancias relacionadas con la intimidad, imagen, privacidad, e información sobre la situación biopsicosocial de la niña”.

Mientras que desde la UPI, hicieron un descargo a través de una cuenta de Facebook explicando que “hay una denuncia por una posible comisión de delito” cuestionando que “algunos periodistas (no todos) antes de criticar a la UPI se informen bien y dejen de atacar”. Además, se agradeció a la Asesora de Niñas, Niños y Adolescentes N° 2, Leda Rivarola y a la Liliana Mabel Senger, titular del Juzgado de Niñez, Adolescencia y Familia N° 2 “por sacar las medidas pertinentes para nuestra integridad! Siempre estamos para defender derechos de los niños, niñas y adolescentes”.

TENSIÓN EN LOS TRIBUNALES

Durante la siesta del jueves se vivieron momentos de mucha tensión en la sede de los tribunales de Castelli con la presencia de los familiares de la niña, acompañados por organizaciones sociales que pedían la restitución.

En medio de una situación caótica, empleados de la UPI aseguraron que fueron agredidos por los manifestantes, razón por la cual tomó intervención la Fiscalía de Investigaciones N° 1 que abrió una causa penal con una medida de prohibición de acercamiento de los manifestantes hacia los trabajadores de la UPI.

Tras los incidentes del jueves a la siesta, la madre biológica de la niña, Elena Zayas, inició una protesta encadenándose frente al Poder Judicial, acompañada por la familia que estaba a cargo de la menor y por al menos 8 organizaciones sociales. La mujer pide que la Justicia le devuelva la niña y advierte que mantendrá la medida hasta tener respuestas. Ese mismo día jueves también se había realizado una medida similar en las oficinas de la UPI, en medio de un fuerte operativo policial.

Según informaron fuentes confiables a Diario Castelli, la niña se encuentra bien de salud en un ámbito en el que comparte con otros niños.

Fuente: diario Castelli