Cortan la ruta de acceso a Nueva Pompeya reclamando mejoras en atención de la salud pública

Los voceros de la población indican que se vieron obligados a salir a cortar la ruta.

 Los voceros de la población indican que se vieron obligados a salir a cortar la ruta.
 La comunidad Wichí del norte de la provincia concreta desde ayer el corte de la ruta de acceso a Misión Nueva Pompeya, con la modalidad de interrupción total de la circulación vehicular y levantamiento temporario cada cuatro horas.

Los voceros de la población indican que se vieron obligados a salir a cortar la ruta “debido que no tenemos respuesta a pedidos de electrificación rural, obra prometida hace cuatro años y, además, se están yendo los médicos que tenemos en el hospital porque no están cobrando sus sueldos ni las guardias desde enero”.

“A principio de año eran cinco los médicos en el hospital de Misión Nueva Pompeya y ahora están quedando dos”, relatan los manifestantes que agregan que “había un matrimonio de profesionales que se fueron porque no soportaron más la situación de no cobrar sus haberes, y ahora ya se está yendo otra médica porque su sueldo no se hace efectivo desde principios de año”, indicaron.

Los relatos sobre la situación del nosocomio que atiende a toda la población de Pompeya y parajes vecinos, suma datos negativos cuando otro de los pobladores relata que “la semana pasada, mientras llovía, llevé a mi hijo al hospital y cuando entramos eran goteras por todos lados”.

“La ambulancia sale para Castelli y nos quedamos sin movilidad hasta que regrese, tampoco hay medicamentos y nos damos cuenta que el personal del hospital está desbordado y se sienten mal porque es difícil contener la situación”, aseguran.

“Duele ver la realidad de esta institución”, acotan vecinos que si bien no pertenecen a la comunidad Wichi, residen hace años en la histórica localidad del norte chaqueño. “Hace un par de semanas un bebé murió por camino a Castelli porque a la ambulancia se le terminó el oxígeno y si un parto se complica hay que derivar a esa ciudad porque en nuestro hospital no hay para hacer cesáreas”, remarcan los manifestantes que seguirán con la medida “hasta que las soluciones se hagan efectivas y no sean pura promesa”.

“De promesas ya estamos cansados”, dicen y recuerdan que “la electrificación de los parajes nos la prometieron hace más de cuatro años y hasta ahora no cumplieron, entonces decimos para qué prometen si no saben si podrán cumplir, el año pasado, después del corte de ruta que hicimos, prometieron solucionarlo en cuestión de semanas pero las semanas se están convirtiendo en meses nuevamente”.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.